Entradas

Análisis del Modelo de Negocio

Análisis del Modelo de Negocio

Análisis del Modelo de Negocio

¿Qué es?

Un análisis de los aspectos más relevantes del modelo de negocio actual, desde el estudio del entorno y de las características de tu empresa, hasta la revisión de los objetivos y estrategias definidas.

¿A quién va dirigido?

El Análisis del Modelo de Negocio está dirigido a empresas de nueva creación (startup) o empresas consolidadas que necesitan un apoyo para replantear su modelo de negocio con el fin de hacer frente a los cambios en el entorno (ecónomicos, sociales, culturales, tecnológicos, etc.) y aprovechar de manera sostenible las nuevas oportunidades que se generan.

¿Por qué te interesa?

En muchas ocasiones el plan de negocio inicial realizado para un proyecto empresarial queda obsoleto cuando comienza la operativa real de negocio. Actualizar los contenidos del plan y revisar la estrategia es vital para ti, especialmente en un escenario en el que las condiciones del entorno son tan cambiantes como en la actualidad.

Si estás comenzando una aventura empresarial, contar con un buen modelo te ayudará focalizar todas tus actuaciones.

Observar los cambios y ser capaz de adaptarse a ellos es sinónimo de supervivencia.

¿Cómo funciona?

Se organiza a través de sesiones de trabajo contigo en las que haremos un repaso a tu estrategia actual, poniendo en común sus puntos fuertes y débiles y redefiniendo si fuera necesario aquellos aspectos que puedan mejorar tu posición competitiva.

En la primera parte del análisis haremos un repaso general de alto nivel a toda tu estrategia actual y analizaremos el entorno y las características internas de tu negocio.

A continuación realizaremos un análisis DAFO con la información recogida con el fin de plantear diferentes alternativas estratégicas que servirán como base para la definición de objetivos y el planteamiento de una estrategia general.

Disponer de un modelo de negocio actualizado te ayudará a focalizar tus esfuerzos en la dirección adecuada en todas las áreas de tu empresa, aumentando la eficiencia y la rentabilidad y asegurando la sostenibilidad de la misma. Te servirá además para detectar posibles fuentes de ingresos alternativas o negocios complementarios.

Desde el punto de vista del acceso al mercado, disponer de un modelo de negocio actualizado es clave a la hora de definir las variables principales del marketing: posicionamiento, público objetivo, segmentación, las 4Ps (producto, precio, distribución y promoción).

 

Foto: Opensourceway vía Flickr
Empresas Sociales

Empresas Sociales

Empresas Sociales

El único objetivo de una empresa es ganar dinero, o al menos, eso es lo que enseñan en la mayoría de  las universidades o escuelas de negocios. Sin embargo, muchos creemos que una empresa puede y debe servir para algo más. Una de las vías para conseguir que la empresa sea un motor de cambio de la sociedad es el emprendimiento social.

Muchas empresas dicen tener una misión social, aunque la finalidad última de esos objetivos sigue siendo mejorar el resultado económico de la empresa, incrementando su notoriedad y mejorando el sentimiento de los clientes hacia su marca. Las empresas sociales, en cambio, no pretenden ofrecer ningún beneficio económico a sus inversores excepto cuando haciéndolo contribuyen a mejorar su capacidad para conseguir sus objetivos sociales y medioambientales. ¿Quiere esto decir que una empresa social no tiene que preocuparse por los resultados económicos de su actividad? En absoluto. Una empresa social tiene la obligación de ser rentable a través de su actividad comercial, aunque en su caso, el destino de los beneficios obtenidos no sea repartir dividendos si no impulsar el objeto social para el que fue creada.

Para evitar que la empresa social se desvíe de sus objetivos en manos de intereses personales es necesario establecer la misión social y los límites de actuación de los administradores en los estatutos de la sociedad, que además debe ser autónoma en su gestión, sostenible a través de ingresos generados mayoritariamente mediante su propia actividad comercial, auditable y transparente.

En último término, cada emprendedor debe ser libre para decidir cuál es el objetivo de su empresa. Si tu idea va más allá del simple beneficio económico, una empresa social puede ser la base sobre la que construir tu sueño. ¡A por ello!

Por qué a mi

¿Por qué a mi?

Por qué a mi

Llevo 20 años cortándome el pelo en la misma peluquería, aunque desde hace 13 vivo en otra ciudad. La última vez que estuve le pregunté a su propietaria: “¿Sabes por qué vengo a cortarme aquí el pelo desde tan lejos?”. Su respuesta fue: “Porque Pedro corta muy bien el pelo”. Por supuesto que lo corta bien, si no, no iría. Pero no es esa la razón por la que lo elijo. En mi caso son otros factores como el trato personal o la seguridad en el resultado los que determinan mi elección.

Conocer las razones por las que te eligen tus clientes es vital para poder definir una estrategia de negocio adecuada. ¿Por qué a mí? es una pregunta que todo empresario debería hacerse a sí mismo y a sus clientes para poder tomar decisiones en su negocio. La respuesta es lo que se conoce como la propuesta de valor de la empresa.

Cuando se trata de atraer clientes, todo gira en torno a la percepción. Un atributo de un producto podrá motivar su compra sólo si es reconocido como algo positivo que satisface los deseos de los potenciales compradores. Sin embargo, no todos los clientes valoran lo mismo a la hora de elegir un producto o servicio. Mientras que para unos lo más importante es el precio, otros se fijan más en el servicio y otros en la calidad. La labor del empresario es conocer a sus clientes (actuales y potenciales) y lo que valoran, y ofrecerles una propuesta difícil de igualar por sus competidores.

Establecer la propuesta de valor en una sentencia clara y concisa te ayudará a que la gente te recuerde y acuda a ti cuando lo necesite. Busca tu “por qué a mí” y utilízalo en cada acción de tu empresa. Merece la pena.