Entradas

Empresas Sociales

Empresas Sociales

Empresas Sociales

El único objetivo de una empresa es ganar dinero, o al menos, eso es lo que enseñan en la mayoría de  las universidades o escuelas de negocios. Sin embargo, muchos creemos que una empresa puede y debe servir para algo más. Una de las vías para conseguir que la empresa sea un motor de cambio de la sociedad es el emprendimiento social.

Muchas empresas dicen tener una misión social, aunque la finalidad última de esos objetivos sigue siendo mejorar el resultado económico de la empresa, incrementando su notoriedad y mejorando el sentimiento de los clientes hacia su marca. Las empresas sociales, en cambio, no pretenden ofrecer ningún beneficio económico a sus inversores excepto cuando haciéndolo contribuyen a mejorar su capacidad para conseguir sus objetivos sociales y medioambientales. ¿Quiere esto decir que una empresa social no tiene que preocuparse por los resultados económicos de su actividad? En absoluto. Una empresa social tiene la obligación de ser rentable a través de su actividad comercial, aunque en su caso, el destino de los beneficios obtenidos no sea repartir dividendos si no impulsar el objeto social para el que fue creada.

Para evitar que la empresa social se desvíe de sus objetivos en manos de intereses personales es necesario establecer la misión social y los límites de actuación de los administradores en los estatutos de la sociedad, que además debe ser autónoma en su gestión, sostenible a través de ingresos generados mayoritariamente mediante su propia actividad comercial, auditable y transparente.

En último término, cada emprendedor debe ser libre para decidir cuál es el objetivo de su empresa. Si tu idea va más allá del simple beneficio económico, una empresa social puede ser la base sobre la que construir tu sueño. ¡A por ello!

Derribando Mitos del Marketing

A menudo, cuando me presento como consultor de marketing tengo que enfrentarme de inmediato a la pregunta: “pero, exactamente ¿qué es lo que haces?”. Esta cuestión podría traducirse de manera genérica por un ¿qué es el marketing? Y sinceramente, a veces me cuesta dar una respuesta que sea a la vez lo suficientemente clara de lo que yo entiendo por marketing y lo suficientemente corta como para no aburrir a mi interlocutor.

Así que frecuentemente opto por dar la vuelta a la cuestión y pregunto yo: ¿y tú que crees que es marketing? Y aquí empieza una interesante conversación en la que descubro o redescrubro mitos que levantan barreras entre el empresario y el marketing.
Algunos creen que lo importante para vender más es:

  • Ser creativo y poner mucha pasión.
  • Obsesionarse con la calidad.
  • Bajar los precios sin reparar en la rentabilidad.
  • Ser diferente.
  • Vender de todo para todos. Disparar a todo lo que se mueve.

Que hacer marketing significa:

  • Crear un logo bonito o un slogan ocurrente.
  • Hacer más ruido que el resto.
  • Pintar la tienda o poner un toldo amarillo, cuanto más chillón mejor.
  • Crear una página web y un perfil en Facebook, sin saber muy bien para qué.

Y finalmente, piensan que el marketing es:

  • Sólo para grandes empresas
  • Publicidad, humo, fuegos artificiales
  • Caro
  • Lento
  • Prescindible. Un gasto que no genera beneficios económicos tangibles

¿Y sabeis lo que les digo? Que se equivocan. Que muchas de esas respuestas son mitos.

Los mitos no son necesariamente algo malo y, en su forma original, tienen una función a veces didáctica. Sin embargo, según el significado que aquí utilizo, son simplemente cosas a las que les atribuimos características que no tienen.

Evidentemente estos mitos nacen por alguna razón, algunas veces por mecanismos de simplificación del concepto, por generalización de usos concretos, o a veces por experiencias reales derivadas de prácticas que no son las que deberían aplicarse, o al menos no tal y como yo las entiendo.

Para ilustrar por qué considero que muchas de esas respuestas son mitos, en este post voy a fijarme y responder a 5 mitos que son clave desde mi punto de vista:

mitos marketingMITO #1: EL ÉXITO DE LA EMPRESA ES GANAR MÁS DINERO HOY

Desde mi punto de vista, el éxito de la empresa consiste en que todas las partes que tienen algún interés en esa empresa sean más felices. ¿Eso significa ganar más dinero? Probablemente, pero no obligatoriamente.

En segundo lugar, ganar más dinero hoy no garantiza hacerlo mañana. A no ser que te dediques a la especulación, supongo que querrás que la empresa siga abierta por mucho tiempo.

Por eso creo que el marketing debe estar al servicio de la rentabilidad y la sostenibilidad de la empresa.

mitos marketingMITO #2: PARA GANAR MÁS DINERO ES NECESARIO VENDER MÁS

Hay que vender más, pero sobre todo, hay que vender mejor. Si te dedicas a vender a 20 cents. barras de pan que te cuestan 25, te aseguro que al final de mes desearás no haber vendido mucho.

¿Sabes la rentabilidad REAL de cada uno de tus productos?

Y lo que es igual de importante, ¿sabes la rentabilidad de tus mayores clientes?

mitos marketingMITO #3: VENDER MÁS ES TENER MÁS CALIDAD Y MENOS PRECIO

Lo importante no es cómo sea tu producto, es cómo lo percibe tu cliente. Cientos de productos caros y de baja calidad triunfan en el mercado. Permíteme que no de nombres.

Es evidente que también es posible vender más dando más calidad a menor precio. De hecho, a menor precio mejor y mejor si lo regalas, pero, ¿dónde queda el beneficio? ¿puedes (y quieres) permitírtelo?

Define cual es el valor que realmente aportas a tus clientes y esfuérzate porque ellos lo conozcan.

mitos marketingMITO #4: MARKETING ES SOLO PUBLICIDAD, FACHADA, MANIPULACIÓN Y ENGAÑO

Desgraciadamente muchos, incluidos profesionales del marketing y las ventas, piensan así, y hablan de los clientes en términos de conquista, morder el anzuelo, vender la moto

Para nosotros, marketing es analizar, escuchar, conocer a los clientes; crear productos que resuelvan sus necesidades y les aporten valor; crear relaciones que beneficien a todas las partes; y sí, también es crear mensajes, hacerlos llegar, conectar con el público, vender más.

mitos marketingMITO #5: EL MARKETING ES LENTO Y NO SE PUEDE MEDIR EL RETORNO REAL DE LA INVERSIÓN

Es posible hacer un marketing que se adapte y responda rápidamente al mercado, realizando pequeñas campañas y midiendo resultados a través de la experimentación para conocer mejor a nuestros clientes.

Se llama marketing ágil.

Y tú, ¿que cress que es marketing?. Deja un comentario y comparte tu experiencia con nosotros.

Decir esto es fácil, pero hacerlo también. En Nementio creemos tanto en lo que hacemos, que te ofrecemos trabajar por objetivos. ¿Por qué no lo pruebas? Pide una cita.