Entradas

Simpsons

The Simpsons, pioneros en lecciones de marketing

Casi 500 capítulos para mostrar las historias de esta comunidad que esconden importantes y didácticas lecciones de marketing.

  • Branding, experiencias de marca. La extensión de marcas ficticias en la serie son numerosas: cerveza Duff, Buzz Cola, Kwik-E-Wart, cigarrillos Laramie, muñeca Stacy Malibu, etc. Estas marcas han protagonizado capítulos en los que han desencadenado diferentes tipos de reacciones en los personajes y en los espectadores. Duff ha llegado a traspasar la ficción y se ha convertido en un producto de consumo real.

Simpsons portada

  • Producto, el público no siempre tiene la razón. Los productos se crean para satisfacer las necesidades de los clientes. Si no conoces a tus consumidores y dejas en manos de personas no cualificadas el desarrollo de productos, puede que la empresa quiebre. Ejemplo de Powell Motors, que intentó sin éxito crear un automóvil para los Simpsons de Estados Unidos. Seguidamente hay otro capítulo que muestra todo lo contrario, cómo obtener ideas de una necesidad y con el adecuado desarrollo de productos alcanzar el éxito. En este caso fue el traductor de bebés. También podemos ver cómo se crea un producto desde cero, como el juguete Funzo, inventado desde las aulas del colegio a la medida y expectativas de los niños. Tiene un inconveniente y es que éste juguete quería acabar ferozmente con la competencia, en el sentido literal.
  • Música, el mejor recurso para llamar la atención del público. La música es indispensable para la publicidad, transmite emociones, refuerza valores, etc. El capítulo del Monorraíl es el caso más evidente. Un comercial recurre a la música como elemento de persuasión para crear la necesidad de que en Springfield se necesita su propio monorraíl, a pesar de que la calidad del producto fuera un fiasco. El descontento de los usuarios se hizo palpable cuando tomaron la justicia por su mano.

Simpsons cielo

  • Teaser, crear expectación antes de un lanzamiento, conseguir notoriedad e impacto generando interés en los consumidores. Esta estrategia se aplica en el capítulo que Lisa descubre los huesos de un supuesto ángel en los terrenos donde luego se construirá un centro comercial. Homer aprovecha la popularidad para ganar algo de dinero de merchandising y visitas espirituales. La intriga se mantiene hasta el final cuando el supuesto ángel anuncia el fin de los precios altos, este claim descubre el nuevo centro comercial. Los usuarios, aun sintiéndose engañados, acuden a comprar. Otro caso importante es el de la marioneta Gabbo que inunda la ciudad de publicidad para la presentación de su nuevo show, sin desvelar ningún detalle; Gabbo, Gaboo, Gabbo.
  • Embajadores de marca, indispensables en cualquier estrategia. Para conectar tu marca con tu público objetivo, un buen embajador de marca con influencia en su entorno puede ayudar en esta labor. Homer es un embajador dentro y fuera de la serie. Para conseguir la confianza de Bart, decide escalar la montaña más alta de Springfield con el patrocinio de Powersauce, fabricante de barritas energéticas que Homer no para de comer. Otro ejemplo es Krusty, el payaso. Llega a firmar cualquier contrato, incluso patenta el suyo propio, que suponga un beneficio económico. El caso más singular es el de Cañonero. El capítulo en que Jeremías Springfield es rechazado por los patrocinadores para hacer campañas porque no quieren usar la imagen de un pirata para sus sardinas corsario.
  • Merchandising, el valor agregado de una marca. Nadie mejor que Krusty sabe cómo monetizar hasta el último detalle de su imagen, desde las típicas tazas de desayuno hasta productos tan variopintos como un test de embarazo.

Homer Simpsons pensando

  • RSC, Responsabilidad Social Corporativa. Homer destroza la “Carta de Derechos Universales” de una exposición patrocinada por OmniTouch. Como compensación, cede su casa para que albergue una antena de teléfonos móviles.
  • Publicidad conceptual. En Mr. Quitanieves, Homer encarga su publicidad a una agencia para un anuncio “especial”. Se muestra la guerra publicitaria que tiene con Barney.
  • Personal branding. Homer se convierte en entrenador personal de las estrellas del deporte. Enseña cómo hacerles celebraciones más creativas que acaparan las noticias deportivas.

Simpsons con mascotas

  • Patrocinio. En este mismo capítulo, Moe patrocina el espectáculo del intermedio de la Superbowl junto con otras marcas como Ford. En el capítulo de Japón, una marca de zumo aromatizado con wasabi patrocina la ronda relámpago de un concurso de televisión.
  • Promoción. Es una muestra de lo complicado de introducir nuevos productos, en especial, cuando las marcas ya establecidas se disponen a añadir detalles, aunque sean insignificantes. “Lisa, corazón de león” es una súper muñeca, pero al líder, Stacy Malibu, es imposible de batir.

Simsons en casa

Uno de los temas que se ve reflejado constantemente en la serie de televisión es el storytelling. El saber contar historias que enganchen y seduzcan a los usuarios, para poder acercarlos de forma genuina a los productos y servicios de marcas y empresas. Estas historias se centran en personajes que portan el mensaje principal, y su responsabilidad es el éxito o el fracaso de estos relatos. Estos personajes sirven de inspiración para formar una historia propia y como aprendizaje de forma más entretenida. Y estos requisitos los reúnen los personajes principales de la familia de los Simpsons.