Publicado: 14/10/2022Por Categorías: Sin categorizar

Estamos constantemente rodeados de inputs publicitarios, tantos que la mayoría de los anuncios que vemos no los llegamos a recordar. Uno de los principios del inbound marketing es la creación de contenido para que el usuario lo consuma de manera voluntaria y consciente. Seguir esta estrategia, y siempre y cuando esté bien ejecutada, garantiza que el consumidor incremente la confianza en tu marca y tengas un mayor grado de recuerdo y aceptación.

La búsqueda de información en los principales buscadores se ha convertido en la opción número uno de todo comprador interesado en un producto o servicio. Las empresas deben invertir en mejorar su presencia en internet para poder atraer tráfico orgánico a su web,  aumentar sus leads y, por consiguiente, sus ventas.

El SEO (Search Engine Optimization) juega un papel primordial a la hora de seguir una estrategia de inbound marketing, pues es el conjunto de acciones que tienen por objetivo mejorar el posicionamiento y la presencia online de una empresa. Es decir, se trata de las herramientas que harán llegar tu contenido a más clientes potenciales.

Beneficios de tener una estrategia SEO para un negocio B2B

En la era de Google, contar con una estrategia SEO que ayude a optimizar y mejorar la presencia online de tu empresa supondrá las siguientes ventajas:

  • Acceder a un mercado más amplio: un buen posicionamiento web te abre las puertas a aparecer en cualquier búsqueda que se realice en el idioma en el que se ha posicionado. Si tus palabras clave, gracias a tu estrategia SEO, han logrado estar entre los primeros rankings de Google para búsquedas en español, puedes aparecer en búsquedas de todos los países hispanohablantes.
  • Obtener mayor visibilidad: actualmente Google es el gran escaparate del mundo. Lograr optimizar tu posicionamiento web a través del SEO hará que muchas más personas pasen por delante del tuyo. Además, también tiene la ventaja de ser visible a cualquier hora del día,  los 365 días del año. Trabajar una buena estrategia SEO a largo plazo supone la consolidación de la visibilidad de tu sitio web.
  • Atraer tráfico orgánico de calidad: Una buena estrategia SEO no solo aumenta la visibilidad de tu negocio, también consigue atraer a las personas más cualificadas para ser tus clientes potenciales.
  • Aumento de autoridad y credibilidad: que tus clientes potenciales consigan encontrar tu empresa en los primeros rankings orgánicos de Google supone haber pasado todos los filtros del buscador y tener un contenido con la calidad suficiente como para superar a otros millones de resultados. Esto aportará credibilidad a tu sitio web y destacará sobre el de la competencia.
  • Retorno de la inversión: al contrario que el SEM, el SEO supone una menor inversión financiera y una mayor inversión de tiempo. Sin embargo, esta estrategia favorecerá la rentabilidad a largo plazo, y, sobre todo, si se consigue posicionar para búsquedas de gran volumen.

Cómo crear la mejor estrategia SEO para negocios B2B

Crear desde cero una estrategia SEO para una empresa B2B es un proceso complejo y largo en el que debemos tener en cuenta múltiples factores. Por esta razón, la mejor opción es dividir el proceso en tres fases, y solo avanzar a la siguiente cuando hayamos completado todos los puntos de la anterior. En este caso la estrategia SEO la dividiremos en tres fases: investigación, contenidos y revisión.

Fase 1: Investigación

El primer paso para la toma de decisiones de una empresa es siempre llevar a cabo una investigación tanto del entorno interno de la empresa como del externo.

Definir los objetivos

Definir los objetivos deseados para la estrategia SEO nos permitirá dos cosas: en primer lugar, poder identificar las siguientes fases de la investigación. Y, en segundo lugar, medir resultados. El cumplimiento, o no, de objetivos nos ayuda a poder identificar los errores y puntos fuertes de la estrategia.

Los objetivos SEO deben estar perfectamente definidos y seguir una serie de características:

  • Deben ser específicos.
  • Deben ser medibles.
  • Deben ser realistas.
  • Deben ser relevantes.
  • Encuadrados en un tiempo determinado.

Público objetivo

Toda estrategia comercial está basada en el público objetivo al que se va a dirigir. En este caso, la manera de abordar una estrategia SEO B2B será diferente a las estrategias B2C, puesto que el proceso de adquisición de productos o servicios destinados a empresas es muy diferente de la compra de productos y servicios destinados a los consumidores individuales.

Los embudos de venta de los consumidores B2B son más complejos y largos que los B2C, por lo que resulta imprescindible conocer de manera más profunda al consumidor. Para que una estrategia SEO resulte efectiva debe ir de la mano de las características y necesidades del comprador. Un buen análisis del público objetivo incluye los siguientes puntos:

  1. En primer lugar, debes conocer cuáles son los objetivos, el entorno y las necesidades de las empresas a las que te diriges.
  2. Tendencias: Qué comportamientos y costumbres de compra tiene tu público onjetivo
  3. Segmentación: Divide a tu público objetivo en sectores más concretos según necesidades, gustos, comportamientos de compra, etc. Esto te permitirá adaptar los mensajes.
  4. Buyer persona: Crea dos o tres buyer persona adaptados a sus correspondientes segmentos.
  5. Customer journey: Conoce al detalle el recorrido de compra de tu cliente.
  6. Oportunidades: Identifica las oportunidades de tu empresa en base al análisis de tu público objetivo.

Investigación de la competencia

Debes hacer un análisis online de tu competencia. Dónde están, cómo se posicionan en los principales buscadores e identificar sus puntos débiles para poder mejorar tu posicionamiento online.

Realiza un análisis de las keywords que utiliza tu competencia. Esto te permitirá identificar qué palabras clave te interesa utilizar, en qué aspectos quieres diferenciarte y crear una lista con keywords alternativas con menor volumen que te permitan posicionar en Google o en otros buscadores.

Fase 2: Estrategia de contenidos

En el proceso de compra de un producto o servicio B2B es frecuente que intervengan varias personas con diferentes grados de conocimiento sobre el mercado o tu empresa. Por este motivo, tu contenido en primer lugar debe ser variado y cubrir todas las fases del recorrido de compra de cada uno de tus buyer personas.

En segundo lugar, en cuanto a una estrategia de contenido SEO, podemos dividirla en tres puntos principales: SEO on page, SEO técnico y SEO off page.

SEO on page

El SEO on page se centra en optimizar o mejorar de todos los elementos internos de una página web. Engloba tanto la arquitectura web como su contenido y su optimización mejora la experiencia del usuario. Trabajar el SEO on page de tu página mejorará tu posicionamiento web. Los aspectos a tener en cuenta para optimizar el SEO on page son los siguientes:

  • Títulos: utilizar etiquetas H1 y H2 indica a los buscadores que tu web tiene una buena estructura y jerarquía de contenidos, lo que lo hace ser claro y entendible para el algoritmo. Facilita el registro de la información y un mejor posicionamiento en el motor de búsqueda.
  • Utilización de palabras clave: los algoritmos de los motores de búsqueda buscan palabras clave que proporcionen información sobre tu contenido. Usar palabras clave en el primer párrafo deja claro el tema de tu contenido desde el primer momento, ayudando tanto a los usuarios como a los motores de búsqueda, por lo que tendrás más posibilidades de posicionar tu contenido.
  • Optimización de contenido: Google busca y prioriza el contenido de calidad, original y que aporte valor para el usuario. El usuario ha entrado en el motor de búsqueda queriendo resolver una duda o un problema, y estos mostrarán en los primeros lugares el contenido que resuelva la problemática del usuario. En segundo lugar, los motores de búsqueda priorizan el contenido enriquecido. La utilización de archivos multimedia aporta valor e interacción con los usuarios.
  • Enlaces internos: los enlaces internos en tu página web indican el contenido más relevante y ayuda a los motores de búsqueda a identificar todo tu contenido. Debe ser claro, lógico y simple. Es importante llevar a cabo una revisión periódica para identificar enlaces rotos, enlaces no seguros y errores 404.
  • Enlaces externos: enlazar contenido externo en tu web aporta credibilidad a tu contenido y verifica que tu información es veraz y precisa. Siempre deben ser enlaces a fuentes fiables, autorizadas y relevantes.

SEO técnico

El SEO técnico corresponde a aquellas acciones de mejora en tu propio sitio web que garanticen un correcto rastreo e indexación por parte de los algoritmos de los motores de búsqueda. Deberás tener en cuenta los siguientes factores:

  • Rastreo: Si el algoritmo de los motores de búsqueda no indexa o califica tu contenido este no será mostrado al público ni podrá posicionar. El primer paso es garantizar que tus principales páginas sean accesibles y fáciles de navegar. Para conseguir este objetivo es necesario utilizar un código claro y de calidad, teniendo en cuenta que los motores de búsqueda interpretan mejor ciertos lenguajes de programación mejor que otros. Google, por ejemplo, interpreta mejor el HTML que el JavaScript. Para identificar y solucionar posibles problemas de indexación te recomendamos crear un mapa XML de tu sitio web, que también ayudan a los bots a entender y rastrear todo tu contenido.
  • Adaptabilidad: tu página web debe garantizar una buena experiencia de usuario en todos los dispositivos. La mayoría de las búsquedas en Google se realizan desde dispositivos móviles, por lo que Google prioriza el contenido adaptado a estos dispositivos.
  • Seguridad: los motores de búsqueda priorizan los sitios seguros, al igual que los usuarios. Aunque tu contenido sea el mejor, el usuario no entrará en tu sitio web si ve alguna clase de advertencia sobre su seguridad. Es imprescindibles que utilices una capa de sockets seguros (SSL). Además, desde el año 2014, Google ha considerado el uso de SSL como un factor de calificación.

SEO off page

El SEO off page es el conjunto de tácticas de optimización que se llevan a cabo fuera tu página web. Son señales enviadas a los motores de búsqueda provenientes de páginas web de terceros. Para construir una buena estrategia SEO off page B2B deberás tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Enlaces entrantes: se trata de enlaces a tu página web desde sitios de terceros. Que un sitio web relevante y autorizado enlace tu contenido es una señal de popularidad y calidad para Google. Un contenido con muchos enlaces entrantes, tanto para los motores de búsqueda como para los usuarios, es un signo de autoridad. La autoridad mejora el posicionamiento web.
  • Señales sociales: compartir en redes sociales tu contenido y crear engagement es un indicador para los motores de búsqueda de que ese contenido es útil y apreciado por el público, lo que aumentará su posicionamiento en el ranking.
  • Menciones sin enlace: aunque un tercero mencione tu marca, producto o servicio sin añadir un enlace, Google identifica la marca y entiende que tu contenido es de interés y popular.
  • Expertos del sector: que un experto o “influencer” en tu sector de mercado mencione tus servicios o tu marca mejorará tu credibilidad y la confianza de tu público hacia tu empresa. La relevancia que este tipo de personas aportan a tu marca incrementa el posicionamiento.
  • Reseñas y opiniones: las opiniones de los usuarios en páginas de reseñas sobre tu marca, servicios y/o productos, siempre que sean positivas, mejorarán tu posicionamiento web. Google entiende que tu contenido gusta al público.

Fase 3: Revisión periódica

Crear y seguir una estrategia SEO en un negocio B2B es un proceso largo en el que tendrás que invertir tiempo, esfuerzo y recursos. Resultaría un error no hacer un seguimiento de la estrategia para identificar errores y nuevas oportunidades.

Para medir los objetivos que fijaste para tu empresa en la primera fase de investigación, es necesario que cuentes con una herramienta analítica instalada y configurada para poder medir los resultados. Los principales indicadores o KPIs para hacer un seguimiento son el número de sesiones, las micro y macro conversiones, el porcentaje de conversión y las páginas que atraen tráfico orgánico SEO. Google Search Console y SEMrush son dos de las herramientas imprescindibles para realizar un análisis de los resultados de tu estrategia.

 

En conclusión, abordar una estrategia SEO para un negocio B2B va a resultar muy diferente a una estrategia SEO B2C. La audiencia de las empresas B2B es mucho más reducida, con unos embudos de venta notablemente más largos y procesos de compra más complejos. Todo esto se resume en una investigación mucho más exhaustiva, un volumen menor de palabras clave que exige dominar la investigación de keywords y unas tasas de conversión más bajas que en negocios B2C.

Comparte en redes sociales:

  • Publicado: 10/11/2022
    Leer más
  • Publicado: 06/10/2022

    La industria del software en la nube despegó con los […]

    Leer más
  • Publicado: 13/09/2022

    El proceso de compra de los software se ha vuelto […]

    Leer más
  • Publicado: 10/11/2022
    Leer más
  • Publicado: 06/10/2022

    La industria del software en la nube despegó con los […]

    Leer más