Cómo saber la calidad de mis productos SaaS

En cualquier negocio es muy importante conocer  cuáles son tus puntos fuertes y tus puntos débiles. En este post nos vamos a centrar  en el mercado SaaS y en sus productos. Te daremos las claves para que puedas averiguar  la calidad de tus  productos SaaS.

La mayoría de los empresarios son conscientes de que tener productos de calidad es el pilar fundamental de su negocio, pero muchas veces puede resultar difícil saber cómo medir dicha calidad, y más aún en el sector SaaS, donde no suele existir un cara a cara con el cliente.

Es por ello, que si te encuentras en el  mercado de los productos SaaS es recomendable tener un método de evaluación propio de tus  servicios digitales. A continuación, te daremos algunas de las claves más básicas que debes tener en cuenta.

¿Cuál es la calidad de mi producto?

La evaluación de la  calidad de tus  productos SaaS no se realiza mediante una fórmula sencilla que solo englobe un parámetro, sino que tiene muchos condicionantes que influyen en el resultado final. De ahí la dificultad para valorar tu producto.

Apartado de fabricación

Los estándares de calidad del mercado van a definir la puntuación que reciban tus productos en este apartado. Muchas veces cuando nos referimos a este aspecto estamos hablando de aspectos físicos, pero en este mercado el asunto cambia. Deberemos evaluar  si el SaaS está bien desarrollado y si a primera vista parece un producto trabajado, robusto en su utilización,  que no genere problemas.

También deberemos tener en cuenta si cumple con la normativa específica  y si es adecuado para las funciones que va a desarrollar.

Apartado del usuario

Este es uno de los puntos más importantes, ya que un producto habitualmente viene a cubrir una necesidad. Con ello queremos decir que el usuario evaluará si nuestro producto le ha ayudado  a satisfacer  la necesidad que tenía. 

En los productos SaaS es muy habitual ver una diferenciación en los precios para cada paquete de necesidades. Por ejemplo, Dropbox, plataforma de almacenamiento en la nube, ofrece a sus usuarios diferentes tarifas en función del espacio que necesiten contratar.

Apartado del valor

El producto tendrá una mayor valoración  cuanto mejor esté adaptado al mercado. Pueden existir  existen  productos que aportan un gran valor, pero que son muy costosos 

En la actualidad   hay muchas plataformas donde se pueden ver series o películas, como HBO o Netflix, a unos precios asequibles para un gran porcentaje de la población.

Funciones extras

Existen también, por otro lado, funciones con las que cuentan ciertos productos y que los complementan. Estas funcionalidades suelen ser muy sorprendentes para el cliente y le hacen tener una actitud positiva ante el producto. Da la sensación de que es un producto más cuidado, por lo que  agregan valor al producto.

Asistencia al usuario

En la mayoría de los productos es imprescindible la atención posventa para asegurar el funcionamiento de los productos.  Es un requisito indispensable para valorar la calidad de los productos SaaS.

Hablamos de apartados tan importantes como la garantía del producto en caso de avería, asistencia al cliente en caso de problemas de funcionamiento o reparación de la propia marca. Estos servicios  hacen que el cliente se sienta más cómodo y confiado a la hora de comprar un producto SaaS.

Cobertura

Cuando hablamos de la cobertura que tiene un producto hablamos de a cuánta gente puede llegar. 

Con la cobertura podremos generar  un mayor uso de nuestro software, ya que podrá ser utilizado por grandes empresas y que cada trabajador lo  configure en el idioma que le sea más conveniente. La cobertura también irá de la mano con los dispositivos en los que pueda ser utilizado dicho SaaS.

Competencia

Por último, pero no por ello menos importante, debemos saber que en el mercado no estamos solos y tenemos una cantidad muy grande de competidores buscando los mismos objetivos que nosotros. Es por ello por lo que hacer un estudio preciso de los competidores  nos aportará  ventajas competitivas  Incorporar diferentes características, precios, utilidades o añadir ciertos obsequios pueden dar ese empujón al cliente para que se decida por nosotros y compre nuestro SaaS.

Realiza una encuesta para evaluar la calidad

Todo lo mencionado con anterioridad queda muy bien decirlo, pero ahora hay que ponerse manos a la obra para obtener datos reales y trabajar a partir de ellos.

1. Crea una encuesta atractiva

 Puede ser una buena idea realizar un cuestionario, que sea claro y conciso y corto para que a los clientes no se les haga pesado rellenarlo. Si consigues esto verás como las respuestas son más sinceras y, por lo tanto, te aportarán  más  valor.

Trata de que las respuestas  no tengan muchas opciones a elegir. Es decir, encuestas con elecciones del 1 al 5 o de mucho a poco serán más sencillas para luego ser mejor trabajadas.

2. Elige un buen medio

Otro de los errores habituales son  las encuestas hechas desde aplicaciones donde no todo el público tiene acceso o acotadas por ciertos aspectos, los cuales suelen hacer al público  reticente a participar. Es por ello que debemos asegurarnos de ponérselo fácil al consumidor a la hora de cumplimentar  una encuesta.

A parte de ello, deberemos elegir un medio en el cual la exportación posterior de los datos nos sea fácil así como  en un formato aceptable para su estudio.

3. Consigue resultados

Una vez hayas hecho los dos puntos anteriores deberás empezar con el tratamiento de los datos. Parece algo sencillo coger los datos y extraer  alguna conclusión, pero deben tener coherencia  y aportar valor 

Es importante que elijas unas métricas SaaS correctas para evaluar tus datos y que previamente, en la realización de la encuesta hayas tenido claro qué  preguntas vas a hacer para conseguir la respuesta a tus cuestiones 

Una vez hayas conseguido analizar los datos, ya solo queda tomar acciones para mejorar la calidad de tus productos SaaS y lograr atraer al mayor número posible de clientes.

Recent Posts
Show