Los 10 errores más habituales en las empresas SaaS

Avatar

La creación de un SaaS es una gran idea en los tiempos que corren, pero también, al hablar de un modelo de negocio novedoso, se observan muchos errores de manera rutinaria en la mayoría de las empresas.

El no tener un “know-how” de larga trayectoria para los negocios digitales hace difícil la transición. Muchos empresarios se han visto obligados a pasarse de sus negocios tradicionales en los que lo existen unas características definidas, a un modelo en la nube donde cambian por completo las normas de juego.

Errores frecuentes en SaaS

Como hemos comentado antes, la mayoría de las empresas que actúan con modelos de precios suelen cometer durante la trayectoria de su producto alguno de los siguientes errores SaaS. A continuación, se tratarán algunos de los que consideramos mas frecuentes y que más influyen de manera negativa al devenir de la empresa:

1.     Sitio Web poco trabajado o baja confianza

Cuando decides introducirte en los negocios digitales debes tener en cuenta que tu carta de presentación es tu página web. Con ello no queremos decir que sea la parte mas importarte para tu empresa, pero está claro que es muy influyente.

Comparándolo con un negocio tradicional, la página web podría ser el escaparate del negocio, donde puedes observar con el mimo que tratan al producto, ver lo que hacen y observar sus características.

En un mercado donde existe tanta competencia las primeras impresiones son claves para al menos, tener la oportunidad de ser visto. Si un posible cliente entra a tu web y la ve descuidada, con mala imagen, fallos en funcionalidades… no dudará en buscar otra alternativa.

2.     Precios difíciles de encontrar

Siguiendo por el mismo camino del anterior error, es muy importante el precio y su estrategia a la hora de atraer al cliente. Tanto el tener un modelo definido como el seguir una estrategia de precios, le hará poder convertir a sus leads en cliente de una manera mas fácil.

Es un error muy habitual el observar como muchas empresas ponen difícil encontrar cuales son sus precios finales. Esto hace que el cliente se lleve la impresión de que será un precio negativo por sus restricciones o por que será muy elevado.

Ponga el precio que sea fácil de encontrar, que esté a la vista y que no sea un impedimento para el cliente.

3.     Centrarse en vender en vez de en mantener

Muchos de los empresarios que han llevado a cabo esta transición al negocio SaaS no comprenden que al cambiar de negocio también cambian las prioridades. En este caso en un negocio SaaS hablamos de un modelo que se centra en los ingresos recurrentes y no en los ingresos por ventas apartadas.

Con esto, nos referimos a que hay que centrar gran parte del esfuerzo en tener contentos a los clientes que ya han decidido estar contigo, atender sus problemas y mantenerlos.

4.     Mala atención al cliente

Complementando el punto de antes, una buena empresa SaaS se fundamenta en una gran atención al cliente. Es por ello por lo que muchas empresas tienen una tasa de abandono muy grande y sus negocios sobreviven, pero no consiguen los suficientes beneficios.

Volviendo a poner un ejemplo, imaginad en una tienda física que en dependiente es desagradable, no consigue resolverte las dudas, te da una atención errónea…etc. Con esa atención conseguirás que no te compren mas productos o simplemente, que no hagan ni una primera compra.

Aparte de esto, el cliente se irá descontento y no recomendará a ningún conocido la visita a tu sitio. Consigue que, aunque no compren, los clientes recomienden, te vean como una gran empresa y un buen cuidado de los clientes.

5.     Precios no diferenciales de la competencia

Cuando no tienes el conocimiento suficiente sobre como fijar los precios de tu producto lo que sueles hacer es investigar a tu competencia y fijar unos precios como los suyos. Grave error.

Es un buen método el hecho de observar los precios de la competencia para saber como está el mercado, pero copiar sus precios será un error puesto que tu empresa no será lo mismo, tu producto no será lo mismo y tus cuentas no serán lo mismo.

Siempre puedes fijarte en los precios de la competencia y añadirles ciertos matices, como los psicológicos para darle tu punto diferencial del resto.

6.     No ser integrables con otras apps

Muchos de los clientes actuales no solo utilizarán tu SaaS, sino que será complementario a otras herramientas que tengan. Es uno de los errores SaaS que más influyen a los clientes a la hora de la compra.

Preocúpate de que tu SaaS no sea un incordio a la hora de integrarse con otras herramientas. Consigue cuantas más integraciones, mejor.

7.     Poner dificultades para cambiar de plan

Continuando con los precios que debe adoptar la empresa. Existen multitud de modelos de precios que pueden adaptarse a tu SaaS, pero debes estar seguro de que estos modelos de precios sean flexibles para los clientes.

En el modelo SaaS se busca esa libertad de movimiento entre los distintos planes, pudiendo añadir o quitar personas, características…etc. Por lo tanto, intenta hacer fácil el paso a niveles superiores o inferiores de planes de precios para conseguir la comodidad del cliente.

8.     Falta comunicación

La comunicación con el cliente ya hemos comentado que es un aspecto vital, pero muchas veces no es que la comunicación sea mala, sino que es inexistente o está anticuada.

En la actualidad se lleva el uso de los chatbots, atención personalizada, varias vías de comunicarse, comunicación inmediata… es decir, los clientes quieren la atención “en el momento”. Esto quiere decir que hay que optimizar esos canales de atención, filtrando los mensajes de manera eficiente y consiguiendo solucionar los problemas fáciles de manera ágil para centrar los esfuerzos de la atención al cliente hacia una atención personalizada.

9.     Automatización sin compenetrar con la personalización

Ligado al concepto de la atención al cliente y en la gestión del desarrollo de estos por nuestra empresa, muchas SaaS optan por hacer un automatización de sus correos para hacer un seguimiento al comprador. Con ello consiguen que se manden e-mails automáticamente ofreciendo distintos impactos para realizar compras.

Esta acción está bien, pero hay que intentar hilar muy fino para no dar una mala imagen a ese cliente. Hay que tener un gran esquema de cuando hacer esas acciones automáticas, pero saber cuándo hay que pasar a hacer algo personalizado, mas cercano y humano que le de al cliente esa imagen de que estás pendiente de él. No simplemente que un “robot” sigue sus pasos.

10.  Ser más reactivos que proactivos

Hemos comentado que en un negocio SaaS hay que prestar mucha atención a lo que nos dicen los clientes y actuar en consecuencia a ellos. Estamos de acuerdo en esa acción, pero antes de ello está el dicho de “mejor prevenir que curar”.

Con esto queremos decir que, está muy bien el saber reaccionar a los problemas una vez existen y es normal que esto suceda. Pero debemos tener una previsión de futuros problema e intentar actuar antes de que sucedan. Esto nos hará generar menos fricciones con el clientes y ser mas eficientes en los demás campos.

Si necesita mas ayuda para solucionar los errores de tu SaaS, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Recent Posts
Show